Miércoles, Septiembre 20, 2017
Inicio > Mundo Click > Amibiasis: una grave infección provocada por un parásito

Amibiasis: una grave infección provocada por un parásito

La amebiasis, o amibiasis como muchos la conocen, es una infección causada por un parásito protozoario unicelular llamado Entamoeba Histolytica. Esta enfermedad puede ser muy grave.
Existen siete amibas que pueden estar presentes en la boca e intestino del ser humano: Entamoeba histolytica, gingivalis, Harmanni, coli, Iodamoeba bütschii, Dientamoeba fragilis y Endolimax nana.
Sin embargo de todas estas sólo algunas cepas de la Entamoeba histolytica pueden ser patógenas, es decir, dañinas para el hombre.
La amebiasis afecta con más frecuencia a los jóvenes y adultos, aunque también puede presentarse casos graves en niños e incluso en lactantes. Esta infección puede llegar a ocasionar la muerte por deshidratación, si no es controlada a tiempo.

Contacto
La infección se trasmite por medio del agua, alimentos, utensilios o directamente por vía oral cuando la persona infectada no se lava las manos después de ir al baño y la introduce en su boca, ya que el ser humano es el principal reservorio del parásito.
En cuanto a los signos y síntomas, los médicos informan que se presentan de forma progresiva y dependiendo del lugar en que se localicen.
Los malestares principalmente son diarrea líquida, generalmente acompañada de moco y sangre, fiebre elevada de 39° y más, sudoración excesiva, dolor de cabeza, cansancio, pérdida del apetito y baja de peso, náuseas y vómitos, dolor en el tórax, aumento de leucocitos en la sangre, dolor intenso en el abdomen, sobre todo al presionarlo que puede confundirse con el síntoma de otras enfermedades.
Entre los medicamentos están el Metronidazol, formato de diloxamida, emetina y otros según sea la gravedad y localización de los quistes. El tratamiento en ocasiones produce efectos secundarios como náuseas, vómitos, dolor de cabeza y abdominal, pero aún con ellos no debe suspenderse el tratamiento. Durante el tratamiento es importante no ingerir bebidas alcohólicas y evitar hacerlo hasta varios días después de terminada la dosis recetada.

Natural
Cuando aparece una enfermedad no faltan los remedios caseros que vienen de generación en generación. Algunos de ellos son:
Novena infalible: Si sufre amibiasis consuma un vaso de jugo de piña o una taza de cocimiento de ajo, antes del desayuno, durante nueve días. Será el boleto de despedida de esos parásitos.
Una noche de reposo: Nada mejor para eliminar las amebas que tomar un vaso de jugo de piña sometido al sereno la noche anterior. Según las abuelas es un remedio garantizado contra la amibiasis.
Prevenir es curar: Para mantenerse en guardia la proliferación de amebas, es excelente consumir todos los días, en ayunas, tres o cuatro cucharadas de agua de ajo. Hágalo y garantice una limpieza general de su sistema digestivo.