La diabetes y el azúcar en la sangre se pueden superar en la vida diaria con estos hábitos

Empieza por pequeños hábitos en tu día a día y verás que sin recurrir inmediatamente a medicamentos, puedes vencer el azúcar en sangre y la diabetes, y este es un truco que quizás no conozcas y te ayudará mucho.

¿Qué es la diabetes? La diabetes es una enfermedad metabólica en la que el sistema inmunológico de una persona daña las células que producen insulina, una hormona necesaria para mover el azúcar (glucosa) del torrente sanguíneo a las células para que pueda usarse como energía. Hay dos tipos de diabetes: diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2.

  • en diabetes tipo 1El páncreas no produce la insulina necesaria para mover la glucosa de la sangre a la célula. La diabetes tipo 1 requiere insulina, en forma de inyecciones o bombas de insulina, además de un programa de dieta y ejercicio.
  • en diabetes tipo 2El páncreas produce insulina, pero las células no la utilizan adecuadamente. Normalmente, la insulina solo se puede usar en pequeñas cantidades, lo que afecta la cantidad de glucosa en la sangre. Incluso en la diabetes tipo 2, la dieta, el ejercicio y, a veces, los medicamentos pueden ayudar a reducir la glucosa en sangre.

Glucemia es otra palabra que se usa para referirse a los niveles de azúcar en la sangre. Los niveles normales de glucosa de una persona deben estar entre 70 y 120 miligramos por decilitro (mg/dL). Si los niveles de glucosa son inferiores a 70 mg/dl, esto se conoce como hipoglucemia. Si los niveles de glucosa son superiores a 120 mg/dL, esto se conoce como hiperglucemia.

Signos y síntomas

Puede haber ciertos signos y síntomas de niveles altos o bajos de azúcar en la sangre, que incluyen: sed, micción frecuente, hambre insaciable, cansancio y fatiga, visión borrosa, problemas para concentrarse, irritabilidad, pánico, pérdida de peso inexplicable, boca seca y disminución de la capacidad de curación. . Heridas. Sin embargo, la única forma de determinar si sus niveles de glucosa en sangre son altos o bajos es monitorear los niveles con una prueba de glucosa en sangre.

READ  Nuevos planetas: 'súper-Tierras' descubiertas a 200 años luz de distancia Las condiciones en la superficie son increíbles

Si su diabetes y azúcar en la sangre son irregulares, puede haber algunos riesgos para la salud a largo plazo. Ambos tipos de diabetes pueden provocar complicaciones como accidentes cerebrovasculares, daño renal, enfermedades cardiovasculares, ceguera, problemas circulatorios y problemas de salud cognitiva. Además, el nivel alto de azúcar en la sangre también puede dañar el hígado, el corazón y el cerebro, así como aumentar el riesgo de infección.

Vence la diabetes y el azúcar en sangre en el día a día, empieza a poner en práctica estos buenos hábitos

La diabetes y los niveles bajos de azúcar en la sangre son condiciones médicas muy comunes que pueden provocar complicaciones importantes si no se manejan adecuadamente, como hemos visto. Por lo tanto, para evitar complicaciones y controlar mejor la diabetes y el azúcar en la sangre, es fundamental adoptar algunos buenos hábitos en su vida diaria.

Mi dieta

En primer lugar, sería ideal intentar equilibrar tus hábitos alimenticios para que puedas disfrutar de una dieta sana rica en nutrientes, vitaminas y fibra. Una dieta sana, variada y moderada puede ayudar a mantener estables los niveles de azúcar en sangre y se recomienda realizar tres comidas principales cada ocho horas. En particular, asegurarse de obtener suficientes carbohidratos complejos a través de frutas, verduras y granos integrales, incluidas las proteínas magras como el tofu, el pescado, los huevos, las aves y las legumbres, puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre. También debe limitar las grasas saturadas, los alimentos dulces y salados, especialmente los alimentos blandos como las papas fritas, las galletas y el chocolate que contienen mucha azúcar.

ejercicio físico

Además, el ejercicio regular puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Hacer ejercicio a un ritmo moderado durante al menos media hora al día, al menos 5 veces a la semana, puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre y, por lo tanto, ayudar a controlar la diabetes. Los ejercicios aeróbicos como caminar, correr, nadar y andar en bicicleta son muy beneficiosos, ya que aumentan el consumo de glucosa en sangre.

READ  ¿Lo más complejo del universo? Está en cada uno de nosotros y esconde un secreto impactante

duerme

Controlar su dieta y ejercicio no es la única manera de controlar sus niveles de azúcar en la sangre en su día. El sueño adecuado y regular también puede ayudar a prevenir los niveles altos y bajos de azúcar en la sangre. Dormir al menos 7 horas al día puede reducir el riesgo de hiperglucemia y mantener estables los niveles de azúcar en la sangre.

Mantenga siempre bajo control su nivel de azúcar en la sangre

Finalmente, es esencial realizar un seguimiento y medir sus niveles de glucosa en sangre regularmente con un medidor de glucosa. Esto puede ayudar a identificar cuándo sus niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos o demasiado bajos, lo que indica que necesita hacer pequeños cambios en su dieta o rutina de ejercicios.

truco

El truco para no olvidar controlar el azúcar en sangre y controlar la diabetes es caminar. Los últimos estudios científicos afirman que caminar después de las comidas y 60-90 minutos al día es importante para mejorar la salud y prevenir la diabetes. Pero incluso 15 minutos de caminata al día pueden ayudar a controlar el nivel de azúcar en la sangre. Caminar es una forma divertida, económica y fácil de mejorar su salud. Ayuda a reducir el riesgo de diabetes tipo 2, así como de enfermedades cardíacas, algunos tipos de cáncer, obesidad y artritis.

Caminar puede ayudar a controlar condiciones como la obesidad y la diabetes. Ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre al reducir la absorción de azúcar en el intestino. También ayuda a reducir la inflamación y la osteoporosis, y aumenta la fuerza de la masa muscular. Hay muchas maneras de incorporar caminar a su rutina.

  • Lo mejor es caminar al menos 30 minutos al día, cinco días a la semana.
  • También puedes combinar la caminata con actividades más vigorosas, como correr o trotar, o alternarlas con ejercicios de resistencia como el levantamiento de pesas.
  • Otra forma de incorporar caminar a su rutina es caminar después de las comidas.
  • Algunos estudios han demostrado que caminar después de las comidas es una forma eficaz de prevenir los niveles altos de azúcar en la sangre. Se recomienda caminar durante 15 minutos después de una comida.
READ  test psicologico | elige la puerta

Caminar parece ser un truco simple pero muy efectivo para controlar el azúcar en la sangre y la diabetes. Se recomienda caminar después de las comidas durante 60-90 minutos al día, incluso 15 minutos pueden ser muy beneficiosos. Caminar puede ser una forma divertida y efectiva de mejorar la salud y reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top