Miércoles, Septiembre 20, 2017
Inicio > Sucesos > Dos personas perecieron en un accidente vial

Dos personas perecieron en un accidente vial

Un trágico accidente registrado la madrugada de este martes, dejó un saldo de dos personas muertas y una lesionada, luego de que un vehículo impactara contra un camión volteo propiedad de Pdvsa.
Se trata de Luis Adolfo Salazar León de 45 años de edad y su yerno Francisco Javier Parra Agreda de 24 años, quienes se trasladaban a las 5:00 am de este martes, en la intercepción de la avenida Rotaria con la Jesús Subero de El Tigre, específicamente frente al Centro Comercial Unimall de El Tigre.
Estos parientes se desplazaban en una camioneta Terios color negra con plata placas FBS-75C, con sentido Bolívar- El Tigre, cuando al parecer impactaron contra un camión volteo color rojo, sin placa perteneciente a Petróleos de Venezuela (Pdvsa), el cual estaba siendo conducido por Henry Ramón Carneiro Moya de 33 años, quien resultó lesionado y trasladado a la emergencia del hospital Dr. Felipe Guevara Rojas de El Tigre, donde los galenos le observaron traumatismo múltiples y traumatismo torácico cerrado.

Siniestro
Personas que pasaban por el lugar, contaron que los carros impactaron cuando se realizó el cambio de luz del semáforo, donde el camión venía desde la prolongación de la Subero, mientras que la Terios regresaba de la vía Bolívar hacia la avenida Rotaria.
Al parecer la Terios habría impactado por un costado con el camión y esto produjo que la arrastrara varios metros dejándolo completamente inservible.
Al lugar de los hechos se apersonaron comisiones de Protección Civil y
Cuerpo de Bomberos de El Tigre, quienes realizaron maniobras utilizando la quijada de la vida para sacar a las víctimas que quedaron atrapados entre el vehículo que era un amasijo de hierro.
Emil Carima, tío de Parra, contó que su sobrino regresaba de llevar comidas para el desayuno a un taladro por la vía de Morichal, junto a su suegro Luis Salazar con quien trabajaba, resaltando que una vez conoció del accidente y su familia no lograba ubicar a “junior” como le decían de cariño, decidió acudir a la medicatura forense, donde constató que se trataba de su pariente.