febrero 2, 2023

Nueva Prensa de Oriente

Encuentre los últimos artículos y vea programas de televisión, reportajes y podcasts relacionados con Venezuela.

Vialli, Cremona: el Pizzighettone, la capilla, el castillo familiar

La vida espaciosa pero el corazón se quedó en casa, mientras se graduaba e irrumpía en el gran fútbol. Y esa última visita a Zinni…

«Me gusta recordar la reciente muerte de Cistriani, mi primer entrenador en Pizzighettone. Luego, si aproveché mi potencial, fue gracias a los grandes maestros que tuve en Cremonese. Espero no olvidarme de nadie: crecí con Papo Noli, Stimbrino, Mondonico y Vincenzi que debutaron en el primer equipo.Conocí a grandes entrenadores como Domenico Luzzara y tuve la suerte de tener gente a mi alrededor que me hizo crecer como hombre, como futbolista y seguir estudiando.Y Cremona… es una ciudad ideal”: Gianluca Vialli confiaba hace un año a “Provencia”, el diario de su ciudad.

Donde nunca volvió a vivir de manera permanente después de su vida de trotamundos donde la pelota lo trajo, pero permaneció en su corazón, cada vez más con los años y con los acontecimientos de la vida.

activos

Nacido en Cremona el 9 de julio de 1964, tuvo una infancia provinciana feliz, donde todo es en casa: veranos sin preocupaciones en el castillo familiar en Grumello Cremonese, comienzos en el mini-baloncesto con Maurizio Mondone, primeras patadas en el equipo en oratorio Cristo Rei lideró El inquebrantable Don Angelo Scaglione ganó el primer torneo a la edad de nueve años que le valió una cercana convocatoria de Pizzigetone, aterrizando en el Cremonese del mismo jefe Domenico Luzzara por medio millón de liras. El resto es historia reciente (o casi), una historia que en 1984 le vio negarse a sí mismo a la Juventus para casarse con la Sampdoria Mancini -desde entonces íntima amiga que le vería abrazar la Eurocopa para siempre- entrar en la historia con el excepcional scudetto. La era de Boskov y pasó de la juventud a la madurez, futbolística o no, logrando éxitos dondequiera que iba, desde la Juventus hasta el Chelsea pasando por la selección nacional.

READ  Juve Monza y Allegri: "McKennie se ha ido, vuelven Pogba y Vilhovic"

cariño

Hermano menor de Mila, Nino, Marco y Mavo, el joven Vialli estudió como topógrafo en el Instituto Vaccelli de Cremona. Se graduaría de forma privada en 1993 después de abandonar los estudios durante algunos años, pero mantendría la promesa que le hizo a su familia y novia en ese momento, Giovanna. Mientras tanto, el fútbol ya formaba gran parte de su vida: con Grigiorossi debutó en el primer equipo de la C1 a los 16 años en la temporada 1980-1981 y en los tres años siguientes jugó en la Serie B, trayendo al Cremonese Vuelta a la serie extrema, Después de 54 años, con Mondonico en el banquillo. De ahí el acuerdo entre Luzzara y su amigo Paolo Mantovani, que aportará unos buenos tres mil millones de liras (estamos en 1984) a las arcas gris-rojizas y Gianluca lejos de su ciudad pero en el primer paso de una carrera apasionante. Con su debut en la Serie A ante el Cremonese, por un extraño destino.

Enlace

Como en el caso de Vialli, la distancia en kilómetros no corresponde a una verdadera separación. Las raíces siguen plantadas en el lugar, tanto que el 4 de septiembre quiso brindar su apoyo -además de sus saludos- al equipo de su ciudad, mientras regresaba a la Serie A, con motivo del partido Cremonese-Sassuolo. . Una embestida repentina y sin previo aviso, con camiseta gris-roja, fue recibido por los sentimientos de Zini que volvió a abrazar a su héroe como en los viejos tiempos, agazapado en las gradas con aire de sufrimiento pero con una mirada viva y compasiva. «no te rindas pruebaAntonio Cabrini se lo había pedido en los últimos días en una carta llena de cariño y ánimo. la prueba Esta vez no lo escuchaste, o tal vez no lo hiciste.

READ  Inter-Venezia, le formazioni ufficiali: Darmian sulla destra, Lautaro-Dzeko en ataque