diciembre 4, 2021

Nueva Prensa de Oriente

Encuentre los últimos artículos y vea programas de televisión, reportajes y podcasts relacionados con Venezuela.

Las elecciones en Venezuela son un país cada vez más pobre y abandonado

Carteles electorales en los muros de las calles de Caracas en Venezuela (foto Ansa)

Venezuela es oficialmente el país más pobre del hemisferio occidental en realizar elecciones mañana domingo 21 de noviembre para elegir a su alcalde y gobernadores. Según estimaciones publicadas por el Fondo Monetario Internacional, el 76,4 por ciento de la población vive con menos de un euro al día y en 2021 superará a Haití en el ranking mundial de pobreza.

Para escapar de Venezuela

Si piensas que Caracas tiene las mayores reservas de crudo del mundo, si se reparte entre los 26 millones de personas que viven en su tierra natal (seis han ido a los países de mayor inmigración de Estados Unidos) la población de millonarios. Desde Nicolás Maduro llegó al poder en 2013: se han visto obligados a vivir con alguien.La economía fue devastada por las locas políticas de un régimen inspirado en la dictadura cubana.

En Caracas, el salario base ahora se reduce a tres euros mensuales, el más bajo del mundo. «Si no fuera por el dinero que me envió mi hijo desde Florida – dice María Fernanda, de 65 años, de Maracaibo – ya me habría muerto de hambre». Claro, el régimen hace pequeñas donaciones.Subvenciones a todos en «Cornet de la Patria ”, un tipo de cajero automático biométrico que garantiza al gobierno un fondo único para alimentos para los votantes, teóricamente un par al mes. Pero eso no es suficiente. Con unoLa inflación, que se situó en 3.000 por ciento en 2020, es la previsión del Fondo Monetario Internacional para 2021, en 2.700 por ciento, la más alta del mundo, y a pesar de que la reforma monetaria eliminó seis ceros de la moneda nacional desde el 1 de octubre del año pasado. Bolívar.

Una tragedia agravada por la infección

Una tragedia económica agravada por la epidemia, las vacunas están en riesgo en estas latitudes. Luego está la crisis humanitaria, muchos presos políticos, según la Ley 302La ONG que maneja los continuos abusos del gobierno es un criminal forense y hace algún tiempo envió un informe detallado a la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Hay 280 hombres y 21 mujeres, 171 civiles y 130 soldados y un adolescente. Los condenados sin pruebas son sometidos a falsos interrogatorios y, sobre todo, a un encarcelamiento de forma inhumana.

No es casualidad que el juicio de Venezuela contra los derechos humanos y la tortura esté en juicio desde 2018 en la Corte Penal Internacional. En enero pasado, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) emitió una solicitud de «enseñanza pastoral» al gobierno de Maduro.Cambio radical «stop»El mar de miseria de esta gente. «Los obispos han escrito que se necesita un cambio en la situación más grave que prevalece en el país.Se necesita una integridad adecuada, racionalidad y un sentido de amor por el país por parte del gobierno. Además, la CEV ha lanzado una petición de independencia de las organizaciones de voluntariado para que puedan «ayudar a dar soluciones a los diversos problemas que enfrentan las comunidades». Palabras que el régimen de Maduro naturalmente no escucha.

Se espera una exención récord

Los problemas que mencionan los obispos en sus instrucciones son enormes, solo piensaSegún datos de la ONU, el éxodo bíblico de los últimos cinco años ha superado los seis millones de inmigrantes. En el que una tragedia lOccidente parece haberlo olvidado. Es en este contexto catastrófico que mañana vamos a votar en Venezuela. Se trata de elecciones ejecutivas y, por primera vez en los últimos cuatro años, gran parteResistencia tolerada por el régimen. LLa UE enviará espectadores, pero además de la aparente «victoria» del régimen, los candidatos de la oposición no tendrán cabida en la televisión ni en la radio, y todo en los periódicos estará controlado por el régimen y deberá registrarse. Se espera que más del 70 por ciento no vote.

Maduro, además, es menos común en lugares públicos.Según todas las encuestas independientes, el 86 por ciento de los venezolanos quiere deshacerse de él. “Los billetes de un millón de bolívares en Caracas, que son de alto valor, ya no están en uso «LEl dólar imperial se ha convertido en un «billete moneda», explica Tembi Giancarlo, un italiano que vive en Caracas desde la década de 1970, «cuando este país era un paraíso, todos lo llamaban Venezuela saudita por sus recursos petroleros, y el chavismo lo destruyó. » El referéndum aquí del domingo se hace eco de que «nadie quiere, todos son ladrones» y Vittorio, otro de nuestros compañeros, está pensando seriamente en salir del país porque su actividad en la restauración ya no puede cubrir los costos.

READ  Venezuela vacuna a sus niños con la vacuna cubana Abdolla