octubre 2, 2022

Nueva Prensa de Oriente

Encuentre los últimos artículos y vea programas de televisión, reportajes y podcasts relacionados con Venezuela.

Campeón: Salzburgo – Milán 1-1, goles de Okafor y Salemakers

Partido equilibrado en el Red Bull Arena: Los austriacos están por delante de Okafor, el belga encuentra un empate 1-1 antes del final de la primera mitad. Trabajo portugués en recuperación.

Si hace un año el Milan había arrancado la Champions con ilusión y derrota en Anfield, esta vez empezó con hechos contundentes: 1-1 en Salzburgo y más allá, rompieron el hielo en un Grupo E que promete una durísima batalla. No un demonio deslumbrante como en un derbi, pero sí combativo, ante un rival que tiene mucha organización, velocidad y un par de elementos muy talentosos. Y por los pelos de Liao no hace el tiro en plena recuperación.

Equilibrio

El resultado en Zagreb, con la derrota del Chelsea ante el Dinamo, sirvió de inmediato como advertencia a todos aquellos que consideraban que los Blues y el Milan eran los mejores candidatos para la clasificación. El Salzburgo, pues, tiene un planteamiento moderno que pide respeto, sobre todo en el Red Bull Arena (3 victorias en el grupo y un empate con el Bayern en los octavos de final de la última Champions). Por lo tanto, no sorprende que los campeones italianos tuvieran «igualdad de condiciones» en una buena primera parte en Austria. Efectivamente, hay que subsanar el inconveniente de pasar al intervalo en el 1-1, mostrando carácter en los momentos más difíciles.

Pregunta y respuesta

Los goles de Okafor y Selmakers. Los suizos forman una dupla de ataque de gran perfil con Fernando, como es habitual por estos lares (por aquí pasaron gente como Haaland y Mane). Y los rossoneri sufren por sus combinaciones, que encendieron especialmente Capaldo -dos remates ya en el primer minuto de juego- y Cameri. Se mete en problemas Kalulu, que pierde el equilibrio en el área en el minuto 28 con Okafor y acaba bochornosamente en el suelo: ni siquiera Minyan puede hacer el milagro, el balón pasa 1-0 entre sus piernas. Pero el diablo está reaccionando. Lo que mejor funcionó hasta ahora fue el solo central de Hernández, que se vio frustrado por las desafortunadas lecturas de Giroud, pero el gol del empate en el 40′ nació en cambio de un trabajo de ingenio en equipo, como se podría decir a los periódicos: De Ketelaere limpia una pelota hermosa. en Mediocampo, lo recoge Bennacer y lo mete en la pista de Leao, en el medio están los Saelemaekers que tiraron el gol del 1-1, también preferentemente Giroud.

READ  La Juventus se lo piensa y ya está "preparada" para prescindir de Dybala

emoción liao

La situación se enderezó, pero la segunda parte empezó con emoción: un disparo desde la izquierda de Kigergaard para Fernando, muy libre al palo contrario, perdonó Minyan del brasileño. Pioli ha visto suficiente: dentro de Pobega, Dest y Origi, fuera de Bennacer, Calabria y Giroud. Pero el primer portero en actuar después de las sustituciones siguió siendo Minnen, quien fue llamado a zambullirse con una bola de fuego de Seewald. Cisco gem y la dupla Díaz-Mesías son las últimas jugadas de Gisele y Pioli para dar el golpe decisivo a la carrera: Brahim casi lo logra, pero la salida por raso de Kuhn selló el marcador. Entonces Theo da emoción, pero para la afición rossoneri: pase de terror en la zona peligrosa, disparo de Sisko que no pasa muy lejos del poste. ¿sobre mí? Para nada, hay tiempo para el arrepentimiento final: el gol de Liao en el minuto 94, con un desvío a la derecha. El Milán volverá a enfrentarse a los austriacos en un par de meses, el siguiente escollo a tener en cuenta será dentro de una semana: el Dinamo Zagreb llega a San Siro. como líderes de grupo. ¿Dijiste eso?