noviembre 27, 2022

Nueva Prensa de Oriente

Encuentre los últimos artículos y vea programas de televisión, reportajes y podcasts relacionados con Venezuela.

Amarcord: Nápoles tuvo un presidente que emigró a Venezuela

Caracas. – ¡Nápoles es testigo de la temporada de los cuentos de hadas! Se enmarcarán las primeras 81 jornadas (apenas ayer llegó la primera derrota: 2-0 en Liverpool), el primer torneo con el que puede soñar la afición del Napoli. Hasta el momento es una historia conocida por todos los hinchas de la Serie A, pero hay otra historia que pocos conocen: el equipo de Campania tuvo un presidente que construyó su legado como inmigrante en Venezuela. Hablamos de Antonio Corcione.

La historia de este personaje fue relatada por nuestro colega Otavio Estrada quien nos brinda un recorte de periódico que contiene los hechos de la aventura venezolana de este constructor.

Corción emigró a Venezuela en 1947, a la edad de 28 años, donde llevó una vida de gran sacrificio y comenzó su ascenso económico. Se casó con la venezolana Aurora Sandoval, con quien tuvo dos hijos, Rafaela y Juan.

Regresó a Italia tras la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez en 1958, en unas holgadas condiciones que le permiten continuar con su actividad en el sector de la construcción al mismo tiempo que consigue notables resultados en Italia.

En la noticia que nos da Estrada, leemos que Antonio Corcioni era un gran aficionado al fútbol, ​​y esta pasión le llevó a asumir la presidencia de Padula (provincia de Salerno) en 1958. Su compromiso con el fútbol italiano se prolongó hasta convertirse en el primer vicepresidente y luego presidente de Napoli, en Una temporada particularmente turbulenta con acontecimientos dentro del club, la temporada 1968 – 1969 que terminó en el séptimo lugar para Napoli con 32 puntos.

READ  Otro voleibol - Chile no da visas, Venezuela no puede participar en el Sudamericano - Revista iVolley

El napolitano estaba en medio de una crisis financiera y Corcione trató de solucionar los problemas del equipo, pero desafortunadamente murió temprano a la edad de 48 años. Inmediatamente después de la muerte del empresario padulense, Corrado Ferlaino, que liquidó a todos los antiguos socios, se presentó y se convirtió en presidente de Nápoles.

Revisando el gran mundo de la web, descubrimos que en 2021 el estadio de Certosa lleva el nombre de Antonio Corsoni, y el alcalde Antonio Imbrato fue uno de los impulsores de esta iniciativa.

(Por Ferravante de Simon / Consejo editorial de Caracas)