diciembre 3, 2021

Nueva Prensa de Oriente

Encuentre los últimos artículos y vea programas de televisión, reportajes y podcasts relacionados con Venezuela.

Venezuela, el país peor pagado del mundo, saldrá de las urnas (19/11/2021)

Indiferencia y resignación. Estos son los dos sentimientos que prevalecen entre el pueblo de Venezuela (domingo 21 de noviembre), cuando se realizarán las elecciones ejecutivas (presidente Maduro en la foto). Hay más de 70.000 candidatos a alcalde, gobernador y cientos de consejos locales, pero la gente de la calle como María Rosas, jubilada de 65 años, tiene poco interés en el referéndum. “No voy mucho a las urnas, y no importa quién vote, nada puede cambiar. Los savistas son los ladrones que destruyeron este país pero la oposición no es mejor. El pueblo venezolano está exhausto, sobre todo el que tiene 26 millones en casa y trata de vivir con la inflación más alta del mundo, 3000% anual, y el salario más bajo del planeta, tres euros al mes. En cambio, los seis millones de personas que han huido del país petrolero más grande del mundo no solo comen tres comidas al día, sino que también permiten que los sobrevivientes de los incrédulos restantes envíen dinero a sus familiares en Venezuela. «Si no hubiera recibido $ 100 mensuales de mi hijo Salvador, que emigró a Doral, Florida -dice María, que recibe la miseria de una pensión de dos euros- ya me habría muerto de hambre al menos cinco años».

El referéndum del domingo es importante porque, por primera vez desde 2017, la oposición también tendrá candidatos. Los más de cuatro años de Aventino, en definitiva, serán finalmente una disputa electoral entre el chavismo, sin la oposición chavismo formada por su representante Nicolás Maduro y el líder opositor Juan Quito. Sin embargo, nada se puede cambiar ya que toda la campaña electoral se inclina claramente a favor de los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, que gobierna Sudamérica desde hace 23 años. Todos los televisores y radios controlados por el estado fueron, de hecho, utilizados como pasarelas por Maduro y sus camaradas, mientras que los candidatos de la oposición fueron sometidos a una oscuridad sin precedentes y, a menudo, a insultos. Otra novedad del referéndum del domingo será la gran cantidad de observadores de la UE que, junto a miembros de la ONU y del Centro Carter, intentarán comprobar el avance de la votación sobre el terreno. Enviar a alguien a Bruselas para supervisar unas elecciones en Venezuela no ha sucedido en 15 años. Eric Farnsworth, un experto latinoamericano de la Sociedad Estadounidense / Consejo de las Américas (AS / COA), dijo: «No hay ningún observador electoral que pueda decir que esta es una elección libre y justa. Después de todo, el Consejo Electoral venezolano debería actuar como árbitro y regulador, pero está 100% gobernado por el poder judicial.

READ  Embajador de Francia en la Nueva Guerra Colonial de Venezuela: guerras e imperialismo

Si es así, ¿por qué los principales partidos de la oposición acordaron participar en una elección tan predecible? Primero, ahora está claro que el reconocimiento internacional y el apoyo a Guaidó como líder legítimo de Venezuela es insuficiente. Aunque Maduro no cuenta con un 13% de apoyo popular, el apoyo popular al líder opositor ha caído al 63% desde que intentó tomar el poder a principios de 2019, hace dos años. Hoy es el 15%. Y aunque la oposición no tiene ninguna posibilidad, el referéndum del domingo es un primer paso importante en la reconstrucción de las redes corporativas en el período previo a las elecciones presidenciales de 2024. «En términos de fútbol, ​​este es el encuentro de verano, no los campeones.

“Los partidos de oposición están volviendo a la política electoral el domingo en un terreno increíblemente accidentado. Intentarán probar el sistema intacto y volver a conectarse con su sitio en el suelo. Entonces, mientras se espera la reanudación de las conversaciones de diálogo entre Maduro y Quito en México, se sabe quién llegará a las elecciones presidenciales de 2024 en mejor situación que la actual catástrofe. Una catástrofe socioeconómica que ha retomado el camino de decenas de miles de venezolanos en los últimos meses, en cambio, no es motivo para esperar el futuro. Todavía hay mucho desánimo entre el resto y por ello, las previsiones para la votación del domingo hablan de registrar más del 70% de los votos. “Necesitamos más seguridad, hospitales y sueldos dignos, no pierdas el tiempo votando por estos ladrones”, se queja Víctor Peña, un catedrático universitario que gana 5 euros al mes, sin que su hermano envíe dinero desde Italia donde emigró. Ya «hambriento».

READ  Premiado como "Mejor Atleta de Venezuela YMCA" en VAAC.