Testimonio remoto de enfermedad tras una visita televisiva: una paradoja que debe resolverse

El éxito o el fracaso de la digitalización se reduce a lo que, en la superficie, parecen pequeñas cosas: entre ellas, por ejemplo, el hecho de que visita televisiva Cual La prescripción médica o analítica puede producirse mediante la prescripción inmaterial. E incluso un un informeNo está permitido preparar un certificado de enfermedad electrónico. Una paradoja a superar.

Telemedicina: El valor legal de una visita remota

allá Telemedicina Representa una frontera innovadora en la atención sanitaria, que promete accesibilidad y comodidad, pero plantea dudas sobre la evaluación clínica remota y la validez legal de los certificados de enfermedad. Los médicos tienen el desafío de desarrollar nuevas habilidades de comunicación y observación para capturar signos y síntomas a través de una pantalla, al mismo tiempo que enfrentan importantes desafíos legales y éticos para garantizar la privacidad y seguridad de los datos de salud.

en este contexto, El valor jurídico de la televisión cobra un papel decisivoCon la necesidad de equilibrar la innovación tecnológica con el “factor humano” básico en la dirección y gestión de los procesos tecnológicos. «La telemedicina no puede ni debe reemplazar la interacción directa médico-paciente, sino que sirve como apoyo a las decisiones clínicas y gestión del sistema de atención médica».

Al parecer, el Código de Ética no parece permitir que un “sic et simpliciter” obtenga un certificado de enfermedad después de una visita televisada..

En cualquier caso, el tema candente en el desarrollo digital del Servicio Nacional de Salud puede ser controvertido en caso de problemas médico-legales, señala la abogada Leila Percibali, miembro del Comité de Responsabilidad Médica de Roma y garante de las personas mayores en Roma. capital.

READ  Fascista, la ciencia no puede justificar la discriminación: esto es una ideología: la respuesta del director Gómez

No hay respuesta del Ministro de Salud a los pedidos de aclaración

Hace ya varios meses, AiSDeT envió una carta al Ministro de Salud, Orazio Schillaci, en la que se combinaban el «grito de dolor» de los médicos digitales y la inconsistencia del tratamiento. visita televisiva que, por un lado, Se puede crear una prescripción médica o analítica a través de la prescripción inmaterial y también un un informePor otro lado, No está permitido preparar un certificado de enfermedad electrónico..

Además de, El “certificado de enfermedad electrónico” fuera del INPS no tiene valor legalSi es necesario documentar la enfermedad. Para fines legales o de seguros médicos. Debe ser En papel o digital, en este caso firmado digitalmente Según indicadores legales.

ISDT no recibió respuesta del ministro ni del Ministerio de Salud. segundo Directrices para la telemedicina Publicado en el Boletín Oficial Al finalizar los programas de televisión, el especialista debe comprometerse a elaborar un informe.
Y llegamos a Médico de familia. Por ley, el diagnóstico y pronóstico deben incluirse en el informe. pero El especialista no puede incluirlo en el certificado de enfermedad electrónicoque según la ley de brunetta Quien lo creó, debe producirlo. Sólo después de comprobarlo personalmente Por el médico.

El dilema de los grados de distancia

«Se aborda el dilema de los perfiles de responsabilidad administrativa y las diferentes interpretaciones legales sobre la fe distinta de los certificados remotos. Es esencial un enfoque equilibrado que garantice la eficacia, la ética y el cumplimiento legal en la emisión de certificados de enfermedad remotos, quizás guiado por una intervención regulatoria que defina claramente las circunstancias y disposiciones bajo las cuales se puede emitir un certificado válido.» Incluso de forma remota.» Gianmarco PoliProfesor de Derecho Procesal Administrativo de la Universidad Luis Guido Carli.

Los documentos examinados ponen de relieve cómo La telemedicina está arraigada Se utiliza con éxito en Italia, como lo demuestra Plataforma doctorCOVID para la región del Lacioutilizado durante la pandemia de Covid-19.

“Sin embargo, el sistema INPS para la certificación remota de patología y el uso de inteligencia artificial todavía presenta limitaciones en la evaluación clínica, además de problemas tecnológicos, riesgos de fraude y preocupaciones sobre la privacidad, pero No existen barreras para implementar métodos de televisita más allá de una simple llamada telefónica“, concluyó Roberto De Simone, ex médico forense del INPS, Unidad Antiterrorista del Tribunal de Roma.

READ  Caer en Neptuno: ¡Esto es lo que verás! Ver el vídeo

Patricio Rossi, Supervisor Central de Salud del INAIL, explica cómo la organización está avanzando a pasos agigantados en la gestión de certificados digitales. En el INAIL, por ejemplo, ahora es posible autenticar “mediante documentos”, aceptando un documento presentado digitalmente por el solicitante para su evaluación.

La constatación de que el proceso digital es ahora un proceso cada vez más activo e indispensable significa que la organización está revisando lentamente la parte “presente” y aumentando cada vez más la parte “remota”.

La práctica médica en la era de la telemedicina

La pregunta que nos hacemos es: Si hay problemas (legales, técnicos, clínicos, regulatorios,
moral y política) no se puede superar adaptando nuestra práctica médica a la época.
Aumento de la digitalización
. Y nos preguntamos Si la política intenta activamente abordarlo y superarlo.

Traducido a la práctica común, el certificado “documental” permitirá al médico de familia expedir un certificado de enfermedad electrónico Para un paciente, por ejemplo, que fue dado de alta tras una cirugía menor en un centro privado (que hoy te recordamos que no puede expedir un certificado de enfermedad electrónico).

Hoy en día, como se indica claramente en el sitio web del INPS, «un certificado de enfermedad electrónico puede ser expedido por el médico tratante, quien lo enviará electrónicamente al INPS. El trabajador debe informar inmediatamente al empleador de su ausencia y de la dirección correcta de disponibilidad durante la enfermedad». evento, según lo estipulado en su contrato de trabajo.” (…) En caso de que le resulte imposible acceder al servicio de forma remota, el médico puede expedir el certificado en papel, debiendo el trabajador enviar copia del certificado a su empresa y , si está asegurado por el INPS, el original a la institución de seguridad social dentro de los dos días siguientes a la fecha de su expedición.”

Sería una burla para el ciudadano, que tendría que enviar por correo certificado todos los certificados redactados en papel tras una visita televisiva.

El ingeniero Rafael Naudí Él explicó cómo No hay problemas tecnológicos y la integración entre las plataformas puede facilitar mucho el proceso de emisión de certificados remotos para los médicos titulados. La capacidad de completar todos los aspectos burocráticos del proceso casi automáticamente, dejando que sólo el médico entre y diagnostique, y que Si tan solo las diferentes plataformas usaran un lenguaje común.

READ  Pierde 6 kilos en dos semanas sin esfuerzo: Desvela cómo lo hacen las estrellas Cambia tu vida con estos geniales trucos

Opiniones sindicales

Expresaron su opinión Representantes del Sindicato de Médicos de Familia, Pierluigi BartolettiSecretario Nacional Adjunto del Sindicato de Médicos Italianos
Medicina general Giuseppe LannaVicepresidente de la Unión Nacional Independiente de Médicos Italianos, SNAMI Lazio e Marina PaceVicesecretario de la Asociación Médica Italiana SMI Lazio.

Propuestas

Todos coinciden en que es un anacronismo excluir a la televisión de la televisión
Certificación remota, especialmente para enfermedades que no se pueden “diagnosticar” mediante una visita, por ejemplo migraña, gastroenteritis, mareos, hipertermia y mucho más.

Surgieron algunas sugerencias:

  • La conveniencia de certificar enfermedades electrónicamente luego de una televisita, según lo establecido en las indicaciones para el uso de la telemedicina publicadas en el Boletín Oficial, debe evaluarse de acuerdo con la opinión “incuestionable” del médico, tal como se define en el Boletín Oficial;
  • Además, debería ser posible elaborar un certificado de enfermedad electrónico para todos los médicos registrados regularmente en asociaciones profesionales y autorizados para ejercer, a fin de evitar una sobrecarga innecesaria para los médicos de cabecera y una burocracia innecesaria para los ciudadanos;
  • Se expresó la hipótesis de que para un diagnóstico de uno o dos días, puede ser suficiente la autocertificación del trabajador;
  • El INPS y los formularios de prescripción no física deben modificarse: en primer lugar, hoy sólo exigen una visita personal o domiciliaria, excluyendo la televisita, lo que expone a la acusación al médico que escribe una receta electrónica después de la televisita, que ya es posible hoy. y falso testimonio;
  • A partir de hoy se debe facilitar la cumplimentación de los formularios, y está claro, en opinión de los médicos de familia, que se ha seguido una lógica burocrática y no clínica en la redacción de los formularios digitales que se cumplimentarán en el portal del INPS;
  • Debería ser posible el testimonio remoto “a través de documentos”, autenticando el testimonio de otro profesional elaborado por el paciente.
  • Finalmente, es necesario aclarar el Código de Ética de la FNOMCEO sobre este tema “candente”.

Conclusiones

es necesario Diálogo constructivo entre profesionales, instituciones y legisladoresy compromiso compartido con ello Establecer pautas claras y protocolos seguros., imprescindible para navegar por estas aguas inciertas. Esto debe ser verificado La telemedicina no sólo es posible, sino que se convierte en un valor añadido a la salud pública.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top