diciembre 6, 2022

Nueva Prensa de Oriente

Encuentre los últimos artículos y vea programas de televisión, reportajes y podcasts relacionados con Venezuela.

Presidente Petro presenciará la reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela

presidente de colombia gustavo petro Estará presente cuando se reabran las fronteras con Venezuela, que se celebrará hoy en el Puente Internacional Simón Bolívar, principal vía terrestre que une a los dos países pasando por el río Táchira, río que marca el límite natural. La prensa colombiana, citando fuentes presidenciales, informó que la visita del jefe de Estado estaba en duda por motivos de seguridad. Es, como escribe El Espectador, una decisión de última hora. El jefe de Estado llegará a Cúcuta, en la provincia de Norte de Santander, a las 9:30 (hora local). A la ceremonia también asistirán el Canciller Álvaro Leiva, y los Ministros de Comercio y Transporte de Alemania, Umaña y Guillermo Reyes, respectivamente. Al lugar también llegó el embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti. Será un día histórico: se reabre la frontera entre Colombia y Venezuela. “Reestableceremos los lazos de amistad que nunca debieron romperse”, escribió el diplomático en su cuenta de Twitter.

La presencia del presidente venezolano aún no ha sido confirmada Nicolás Maduro. En días pasados, tras regresar de una visita a Caracas, el ministro de Transporte de Colombia, Guillermo Reyes, habló de un encuentro entre Petro y Maduro precisamente con motivo de la reapertura de la frontera entre ambos países. «Los presidentes de los dos países asistirán a la ceremonia de apertura», dijo el ministro. Luego, el propio Petro desmintió parcialmente la noticia y dijo durante un foro sobre economía global organizado en Nueva York que «no tenía en su agenda una reunión con su homólogo venezolano en este momento».

También hoy se espera reabrir vuelos directos con vuelos de la empresa colombiana Wingo y la aerolínea venezolana Turpial Airlines. Este último finalmente reemplazó a Conviasa, cuyo ingreso a Colombia estaba en riesgo por las sanciones emitidas por el Tesoro de EE.UU. De hecho, Conviasa fue incluida en la llamada «Lista Clinton», la lista de personas físicas y jurídicas sujetas a sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) por sospechas de vínculos con presuntos autores de delitos internacionales. “La aerolínea Turpial Airlines recibió permiso para aterrizar en Bogotá el 26 de septiembre, proveniente de Caracas. El primero de 27 vuelos programados hasta el 30 de diciembre”, escribió el sábado el embajador de Colombia, Armando Benedetti, en un mensaje publicado en su página personal de Twitter.

READ  Idioma italiano, en Venezuela un concurso para escuelas

Las relaciones entre ambos países se rompieron en febrero de 2019, en uno de los momentos de tensión entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el entonces presidente de Colombia, Iván Duque. Tras denunciar las elecciones de otoño de 2018 que devolvieron la presidencia de Venezuela a Maduro, Bogotá reconoció al líder opositor. Juan Guaidó Como jefe de Estado interino y único interlocutor oficial en Caracas. En general, los dos gobiernos han sido protagonistas de una larga polémica: Colombia acusó a Venezuela de brindar hospitalidad y apoyo logístico a sus formaciones armadas irregulares, como parte de un plan para desestabilizar la región, y denunció la presunta corresponsabilidad de Caracas en el narcotráfico . Acusaciones idénticas y especulativas a las del presidente Nicolás Maduro, según las cuales Bogotá ha sido responsable de los daños humanos, económicos y sociales asociados al crimen organizado que no puede combatir.

Además del Simón Bolívar, los enlaces terrestres entre los dos países están asegurados por otros dos puentes, el de Teneditas y el Francesco de Paula Santander, de importancia estratégica para las comunidades fronterizas y para el comercio binacional. En 2015, el gobierno venezolano cerró el cruce a vehículos y en 2018 también prohibió a los peatones, excepto para viajes humanitarios y de estudios. El cierre total, que ahora se elimina, se produjo en 2019, en un momento de las peores tensiones entre los dos países. Colombia, que ha reconocido al líder opositor Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, organizó un concierto para recolectar donaciones y ayuda humanitaria en la localidad fronteriza de Cúcuta para llevarla al país vecino. Caracas respondió condenando el intento de ingresar a Venezuela sin permiso del gobierno, en violación de la soberanía territorial, con el supuesto objetivo -entre otras cosas- de introducir armas y materiales para subvertir el orden constitucional.

READ  Gobierno y oposición de Venezuela firmaron un preacuerdo que pide la recuperación de fondos estatales congelados en el extranjero

Petro reivindicó la necesidad de restablecer las relaciones comerciales ante todo. Mantener las fronteras cerradas durante tanto tiempo fue un «suicidio económico» y provocó una grave crisis humanitaria. En primer lugar, se tratará de «reconstruir una relación familiar entre los millones de venezolanos y colombianos de ambos lados de la frontera. Una mujer que se ve obligada a comprar algo en un país vecino o a visitar a su familia se ve obligada a utilizar pasajes secretos, exponiéndose “a un riesgo muy alto de violencia sexual, dijo, agresiones de todo tipo e incluso la muerte”. Petro durante un debate sobre la economía global organizado en Nueva York por el diario «El País». Con el tiempo, agregó el presidente colombiano, entenderemos las dimensiones de la «crisis humanitaria que resultó del cierre de fronteras, entrega de territorio a bandas criminales».

Petro agregó que la reapertura también tendría, sin duda, beneficios económicos «mutuos». Como muestran los casos de “España, Francia, Estados Unidos, México y Canadá, el gran comercio mundial sigue siendo el que se da entre países vecinos. Recordando las decisiones de gobiernos anteriores de “destruir la Comunidad Andina de países, nos despojamos de ellos” , con Venezuela o Ecuador cerrados. Ha sido un auténtico suicidio económico». También es cierto que la reapertura de la frontera ha reavivado el «enorme debate sobre el tema de los derechos humanos», tema abordado recientemente en el informe de la Comisión Independiente de Informes de Hechos de las Naciones Unidas. Pero para Colombia, ser árbitro en este caso es «un poco difícil» porque «hay casi una competencia entre los que violan más derechos, entre los dos países».

READ  AMÉRICA/Venezuela - 'Misión hasta los confines de la tierra' en un cortometraje para la Jornada Mundial de las Misiones

Hasta hace unos años, prosigue Pietro, la «narrativa» que se hacía en Colombia sobre Venezuela era: «Matan a los jóvenes que salen a la calle a manifestarse. Hace un año, el Estado colombiano mató a cien jóvenes que salían a la calle». Además de los tiros entre los ojos. ¿Cuál es la diferencia entonces?», dijo Pietro, quien ve que Colombia, hasta el momento, «no tiene mucha autoridad moral para criticar. Pero agregó que el gobierno que encabezo «pretende» apostar íntegramente por un mayor respeto a los derechos humanos, como exige nuestra Constitución, pudiendo pedir a los vecinos que hagan lo mismo”. Petro dijo al respecto que hizo un llamado a Maduro para que reincorpore al país al sistema interamericano de derechos humanos, instrumento continental «modelo liberal» que Bogotá pretende fortalecer.

Lea también otras noticias sobre Noticias Nova
Síganos en los canales sociales de Nova News en FacebookY el GorjeoY el LinkedInY el instagram, cable