Los presidentes de Guyana y Venezuela inician diálogo sobre la región de Esquibo





Roberto Cisneros, AFP


Guyana y Venezuela acordaron durante una cumbre entre los presidentes Irfaan Ali y Nicolás Maduro el 14 de diciembre en San Vicente y las Granadinas no utilizar la fuerza para resolver la disputa sobre la disputada región del Esequibo.

Según una declaración conjunta leída a la prensa al final de la reunión, “Guyana y Venezuela se comprometieron a no usar la fuerza entre sí”.

Los dos países también se comprometieron a «moderar su tono para no llevar a una escalada del conflicto».

Las tensiones aumentaron entre los dos países después de que Guyana lanzara licitaciones para explotar el petróleo de Esequibo en septiembre. Venezuela respondió organizando un referéndum el 3 de diciembre para anexar la región rica en petróleo y recursos naturales, administrada por Georgetown pero reclamada por Caracas. La anexión fue aprobada por más del 95% de los votantes venezolanos.

Ali y Maduro se dieron la mano frente a las cámaras antes y después del encuentro, pero no comparecieron ante la prensa.

A su regreso a Caracas, Maduro dijo: “Fue una reunión positiva, intensa y a veces tensa, en la que dejamos claras nuestras posiciones”.

El acuerdo estipula que dentro de tres meses se celebrará una nueva cumbre en Brasil. A la reunión del 14 de diciembre asistió Celso Amorim, asesor del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Sin embargo, los presidentes de los dos países se mantuvieron firmes en sus posiciones. Durante la reunión, Ali llevaba un brazalete con un mapa de su país, en el que figuran los esquimales.

Según la declaración conjunta, que fue leída por el primer ministro del país anfitrión, Ralph Gonsalves, presidente rotatorio de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), Guyana y Venezuela acordaron resolver la disputa de conformidad con el derecho internacional. “teniendo en cuenta como debemos hacerlo el Acuerdo de Ginebra”.

READ  Venezuela: "La Batalla de los Puentes". Cómo el imperialismo desestabiliza las fronteras - un mundo multipolar

Venezuela afirma que el río Esquibo forma la frontera natural entre los dos países, como fue el caso en el siglo XVIII durante la época del Imperio español. Según Caracas, la Convención de Ginebra, firmada en 1966 (antes de la independencia de Guyana), sienta las bases para una solución negociada a la cuestión.

Guyana, antigua colonia holandesa y británica, afirma que su frontera con Venezuela fue finalmente determinada por un tribunal arbitral en 1899.

“Guyana está dispuesta a remitir la disputa a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, pero toma nota de que Venezuela no reconoce su jurisdicción”, se lee en el comunicado.

Tras el encuentro, afirmó su compromiso de defender «la integridad territorial y la soberanía de Guyana».

«Guyana tiene todo el derecho a emitir licencias para explotar el petróleo de Esquibo», afirmó.

«Estamos dispuestos a trabajar con nuestros socios para garantizar la defensa del país», añadió, mientras Caracas ha acusado reiteradamente a Guyana de estar al servicio de Estados Unidos y de la petrolera Exxon Mobil.

El secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, reiteró la posición estadounidense el 14 de diciembre: “La frontera terrestre entre Guyana y Venezuela debe respetarse hasta que las partes lleguen a un nuevo acuerdo o un tribunal internacional decida lo contrario”.

Essebo tiene una superficie de 160.000 kilómetros cuadrados, equivalente a dos tercios del territorio de Guyana. En la región viven unas 125.000 personas, una quinta parte de la población del país.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top