diciembre 6, 2022

Nueva Prensa de Oriente

Encuentre los últimos artículos y vea programas de televisión, reportajes y podcasts relacionados con Venezuela.

Gobierno y Ejército de Liberación Nacional inician diálogo de paz en Venezuela

El gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional son un grupo guerrillero armado (el paraiso) El Diálogo de Paz fue lanzado oficialmente durante la primera reunión de la mesa de negociación organizada en Ioannina Rebano, Venezuela. Así lo informaron las mismas partes en un comunicado conjunto emitido al término de la reunión indicando la reanudación «con plena voluntad política y moral» del proceso de diálogo político entre el Gobierno nacional y el grupo ILN «tal como lo solicita la población rural y de Al Ain». «. Quienes sufren violencia, exclusión y otros sectores de la sociedad.” El documento, que sienta las bases del ansiado proceso de paz en el país, declara su intención de “construir la paz desde la democracia desde el concepto de justicia y a través de cambios tangibles, urgentes y necesarios”.

Gobierno y Eln Resaltan la importancia de fundamentar el proceso de paz en «la más plena y efectiva participación de la sociedad, favoreciendo a sectores históricamente marginados para que se logre un presente y futuro de dignidad, derechos y verdadera democracia». Las partes también acuerdan que “la construcción de paz como política de Estado trasciende la temporalidad con compromisos permanentes y verificables que infunden certeza en una nueva cultura de paz basada en cambios reales que permitan superar la violencia política y su causa”, concluye el memorando.

Las negociaciones que acaban de comenzar son las más importantes de las que pretende incluir el presidente Gustavo Petro en el proyecto de «paz integral» presentado desde que asumió el cargo en agosto pasado. Las partes retoman el diálogo establecido por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos con las extintas FARC. (frac) al acuerdo de paz de 2016, del cual el ILN -la histórica y poderosa formación armada- decidió retirarse. Las conversaciones con el Eln, que por quinta vez vuelve a la mesa de negociaciones con el Gobierno, fueron interrumpidas en enero de 2019 por el expresidente Iván Duque en protesta por el ataque a la escuela de policías en Bogotá, causante de la muerte de al menos 23 personas.

READ  Venezuela. Maduro: "la Ciudad de México no tiene posibilidades de renegociar con la oposición"

El proceso que se abre hoy depende de los gobiernos de Cuba y Noruega como garantes, como sucedió en el anterior intento de paz, y del acompañamiento de España y Chile.Venezuela, con la que el gobierno de Petro reabrió relaciones diplomáticas después de cuatro años, puede jugar un papel papel clave en las negociaciones, dada la presencia de combatientes del Eln en su propio territorio. Las negociaciones también están acompañadas por enviados del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, y representantes de la Conferencia Episcopal Colombiana.

La comitiva está integrada por el presidente Gustavo Petro, quien se encuentra en Caracas desde ayer, encabezado por Oti Patiño, exintegrante del extinto grupo armado colombiano M-19 (el mismo grupo al que sirvió Petro cuando era muy joven). Junto a él se sientan el senador Iván Cepeda y la senadora María José Pizarro, dos nombres importantes en el frente que apoyan al gobierno. Cepeda fue uno de los facilitadores del proceso de paz con las FARC, y es recordado por haber tenido una larga pugna jurídico-institucional con el expresidente conservador Álvaro Uribe, específicamente por temas relacionados con el conflicto armado. Pizarro, hija de otro excombatiente del M19, fue la parlamentaria que integró la Escuadra Presidencial del Petro, tarea ceremonial encomendada a personas de confianza del jefe de Estado. El grupo fue cerrado por el Alto Comisionado para la Paz, Danilo Rueda, el joven funcionario que condujo las conversaciones iniciales con los combatientes, y José Félix Lafore, presidente de la Federación Campesina de Vidijan. Una opción, esta última, está llena de significado.

Conocidos como una de las voces más radicales de la derecha colombiana, los Lafaurie representan un sector tradicionalmente importante de la economía nacional, estrechamente asociado con los terratenientes. Es «esencial» que los criadores y agricultores se involucren en el proceso, dijo Pietro, y pidió a Laforey que «entre en la intimidad» de un diálogo complejo y acceda a detalles confidenciales para determinar mejor el curso de las negociaciones. La propuesta de Petro, que según Laforey llegó «por sorpresa», generó polémica en el frente conservador. El aplauso de los campesinos contrasta con las críticas a María Fernanda Caballé, figura destacada de la oposición, además de esposa del propio presidente de Federgan. En cambio, la apreciación provino del expresidente Uribe, quien lo ve como una oportunidad para representar la opinión de sectores que «por obvias razones» se oponen al acuerdo.

READ  Venezuela, liberan a dos presos estadounidenses tras visita a EE.UU. - Ultima Ora

La confusión surgió con la identificación de Venezuela como sede de la primera fase del diálogo. El gobierno del presidente Nicolás Maduro sigue siendo polémico, tanto dentro como fuera de las fronteras nacionales, por el respeto a los derechos humanos (y no solo), pero los militantes mantienen una fuerte presencia en la región, o como resultado de un ejercicio logístico en la frontera, o – como señalan los opositores venezolanos- de supuestas relaciones de colusión con Caracas. En efecto, apenas se dieron los primeros pasos de diálogo, en los últimos meses los principales negociadores que llevaban años en Cuba regresaron a Venezuela para entregar a sus filas las principales coordenadas de un posible acuerdo. Sin embargo, en esta primera fase no se esperan los defensores de las fuerzas armadas, que son igualmente protagonistas del conflicto. Por ahora, su presencia se limita a las mesas técnicas, dijo el ministro de Defensa, Iván Velázquez.

El ELN ya había anunciado el equipo negociador a mediados de agosto, en una reunión en Caracas con la delegación del gobierno colombiano para culminar el inicio del proceso. Un grupo que incluye algunos de los nombres más destacados de la guerra de guerrillas -como Pablo Beltrán, Aureliano Carbonell, Silvana Guerrero y Consuelo Tapias- reconocidos como «legítimos» por Bogotá. Ante la reapertura de las negociaciones, el Ministerio Público confirmó que canceló las órdenes de captura contra 17 miembros del Ejército de Liberación Nacional. “Todas las órdenes de aprehensión han sido suspendidas, incluidas las emitidas con el objeto de extraditar a las personas a quienes el presidente Gustavo Petro ha autorizado a participar en la mesa de diálogo que el Gobierno nacional retomará con esta organización en Caracas”, dijo el Ministerio Público en un comunicado.

READ  El emotivo mensaje de un jubilado italiano en Venezuela

Desde el comienzo de su mandato, el presidente Petro ha ofrecido la iniciativa de «pacificación total» del país, trabajando para revitalizar las conversaciones con las diversas fuerzas irregulares, pero también cambiando el enfoque general de los temas de defensa y seguridad. Un objetivo centrado en ofrecerse a negociar con todas las bandas armadas, incluso sin filiación política. Hacemos un llamado a todos los militantes para que dejen sus armas en las brumas del pasado. Aceptar beneficios legales a cambio de la paz, a cambio de una vez por todas la no repetición de la violencia, de actuar como dueños de una economía próspera pero legal que acabe con el atraso de las regiones”, dijo Petro. Colombia debe “finalmente y de una vez por todas” puso fin a seis décadas de “conflicto armado”.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) es una formación guerrillera que se identifica como marxista-leninista y partidaria de la Revolución Cubana. Fundada por sacerdotes católicos radicales, la organización ha estado entre los principales protagonistas del conflicto interno que atraviesa Colombia desde 1964, y desde que las FARC (Farx Armadas Revolucionarias de Colombia) firmaron el acuerdo final de paz con Bogotá, de hecho ha convertirse en la red militar armada más poderosa del país. Hasta el momento, según algunas estimaciones gubernamentales, su número ronda las 2.000, lo que supone un fuerte descenso respecto a las cinco mil unidades reportadas a principios de los 90, pero con una capacidad económica y operativa que la convierte en una de las formaciones más peligrosas. en la región. . Su nombre está incluido en la lista de grupos terroristas elaborada por Colombia, Perú, Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.

Lea también otras noticias sobre Noticias Nova
Síganos en los canales de redes sociales de Nova News en FacebookY el GorjeoY el LinkedinY el instagram, cable