mayo 31, 2023

Nueva Prensa de Oriente

Encuentre los últimos artículos y vea programas de televisión, reportajes y podcasts relacionados con Venezuela.

Drogas y Envejecimiento desde la Revolución Sudamericana

¿Puede un traficante de drogas controlar una nación entera? Sí, en América Latina (pero no solo) abundan los ejemplos desde los años 70. Irónicamente, los países más cómplices del narcotráfico son precisamente los más revolucionarios, como Cuba y Venezuela. Italia participa en la red.

El gobierno venezolano otorgó recientemente un pasaporte diplomático a la italiana Camilla Fabbri, una vendedora romana de 27 años, ex modelo, que ha estado prófuga desde 2019, cuando la Guardia di Finanza de Roma se apoderó de un apartamento que poseía en Via Condotti. por valor de 4,7 millones de euros, además de un millón 800 mil euros en una cuenta corriente italiana. Logró refugiarse primero en Rusia y luego se mudó a Venezuela, donde se hace pasar por “defensora de los derechos humanos y de la verdad de Venezuela”, como afirma en su carta. Gorjeo.

Dirigió la investigación de Camilla Fabbri, la Guardia di Finanza italiana Identificar más de 50 millones de euros que salen de Venezuela, a través de 26 empresas con sede en Italia, Rusia, Inglaterra y Emiratos Árabes Unidos, además de 20 kilogramos de oro depositados en Suiza. Todo ello «como consecuencia de actos de corrupción, malversación de caudales públicos y blanqueo de capitales», según el informe de la jueza de instrucción, Francesca Serrana.

Pero, ¿quién es realmente Camilla Fabbri? Es la esposa de Alex Nine Saab Moran, colombiano de ascendencia libanesa, hombre de confianza del dictador venezolano Nicolás Maduro, quien fue detenido en la isla de Cabo Verde en octubre de 2021 tras una orden de captura internacional de Estados Unidos, durante su escala. . Con su avión privado para repostar en un vuelo a Irán, tal vez para cambiar el oro de Venezuela por el petróleo de Teherán. Según la Administración de Control de Drogas de EE. UU., administrará activos por aproximadamente $ 350 millones.

READ  "Chávez dio dinero a las fiestas, pronto veremos las pruebas", nueva evidencia de dinero para 5 estrellas de Venezuela

El caso de Camilla Fabbri y Alex Saab así lo demuestra ¿Cómo puede la corrupción de los estados de la droga colarse en Europa con sus garras, y peor aún (para nosotros) incluso en Italia? ¿Por qué? Su esposo, Alex Nine Saab Moran, no solo es un pez gordo del régimen venezolano, sino también miembro de una densa red internacional de narcotráfico que incluye a muchos países latinoamericanos, como era de esperar, bajo el liderazgo de gobiernos socialistas y miembros de Foro de San Pablo.

Basta con leer la noticia en español para confirmarlo. Por ejemplo, la televisora ​​colombiana Karakol Indicó que el FBI adelanta una investigación que confirma que Alex Saab realizó operaciones de narcotráfico por valor de millones de dólares a través del programa gubernamental conocido como CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción), que era una fachada para enviar cocaína de Venezuela a México con la uso de aviones de la aviación militar bolivariana, que partió hacia Veracruz cargados de droga y regresó a Venezuela con alimentos para el programa.

El término estados de drogas o economías de drogas tradicionalmente Se utiliza para designar países en los que todas las instituciones estatales han penetrado el poder y la riqueza derivada del tráfico ilegal de drogas. Se utilizó por primera vez para describir Bolivia después del golpe militar de 1980 del general Luis García Meza, quien, entonces comandante de las fuerzas armadas bolivianas, había derrocado al presidente en ese momento (Lydia Joeler Tejada), gracias a la financiación del narcotraficante Roberto. Suárez Gómez. Por eso se le llama en la historia el «golpe de la cocaína».

READ  L'Adige di Verona "gallina" no revelada para Krillini revela financiación de Chávez y Maduro de Venezuela

También hay diferentes tipos de casos de drogas. El término se refería originalmente a aquellos países en los que las organizaciones ilegales que fabrican, transportan o venden drogas controlan las empresas a través de la fuerza, el soborno o la extorsión. Un buen ejemplo es Colombia, donde el presidente Pablo Escobar (conocido por su régimen de terror) dirigió el Cartel de Medellín durante la mayor parte de las décadas de 1970 y 1980, y logró controlar la mayor parte de la fuerza policial en Medellín y sus alrededores gracias a la corrupción y las amenazas. . Escobar también ocupó un escaño en el Congreso entre 1982 y 1983.

Pero los países narcóticos no solo se encuentran en América Latina. En África, Guinea-Bissau fue el primer país en ser considerado un país de drogas en 2005, ya que los contrabandistas colombianos lo usaban para enviar cocaína a Europa. Luego, en el continente europeo, tenemos Albania. Y en Asia, se informa tradicionalmente que Afganistán suministra el 90% de la heroína consumida en el mundo y más del 90% de la heroína consumida en Europa (2021). Se sabe que el tráfico de opio financió las actividades militares y la insurgencia de los talibanes.

Sin embargo, América Latina merece ser vista con detenimiento Porque es un hecho objetivo que los movimientos guerrilleros de izquierda han encontrado una fuente de financiamiento muy lucrativa para el narcotráfico. Algunos incluso han logrado llegar al poder y luego establecerse como estados de la droga: Cuba, Nicaragua y Venezuela son ejemplos dramáticos.

En 1989, siete altos oficiales militares cubanos fueron acusados ​​de tráfico Cocaína con el Cartel de Medellín. Y no solo eso, altos mandos militares también fueron acusados ​​de contrabando de cocaína en Chile en la década de 1970; en Bolivia, Paraguay y Panamá en la década de 1980 y en Surinam en la década de 1990. Hoy, lo mismo ocurre con Venezuela, donde oficiales del ejército, que controlan el tráfico de cocaína en el país, dirigen el llamado «Cartel de los Sols».

READ  Nicolás Maduro responde a la prórroga del decreto de EE.UU. sobre Venezuela

Así que de vuelta a Venezuela, Los funcionarios del gobierno están directamente vinculados a los cárteles de la droga y las redes criminales que operan en toda América Latina. Por ejemplo, Tarek El Aissami, exvicepresidente de Venezuela y exjefe de la petrolera estatal PDVSA, está sancionado por Estados Unidos desde 2017 por sus vínculos con el narcotráfico.

También es conocido el caso de los sobrinos de drogas: La Administración para el Control de Drogas de Haití arrestó a las dos nietas de Célé Flores, esposa del dictador Nicolás Maduro, en 2015 cuando intentaban transportar 800 kilogramos de cocaína a Estados Unidos. Y aunque fueron condenados por la justicia estadounidense, fueron liberados en octubre de 2022 por la administración Biden.

Finalmente, todo el continente está en peligro. Vivir el mismo proceso político y social que convirtió a Venezuela en un estado narco: este fenómeno está en marcha en México, Argentina, Chile y más recientemente en Colombia, donde los acuerdos de paz han dado espacio político a los combatientes de las FARC, permitiéndoles acceder al parlamento. El jefe actual, Gustavo Petro, es un ex combatiente del M-19.

Y Camilla Fabbri y Alex Saab lo confirmaron eso Italia está en el punto de mira de esta gran red de corrupción.

Done ahora