diciembre 6, 2022

Nueva Prensa de Oriente

Encuentre los últimos artículos y vea programas de televisión, reportajes y podcasts relacionados con Venezuela.

BCE: Recesión menos terrible, mantenga la presión

La eurozona se encamina hacia la recesión, pero no será el «baño de sangre» que se podía imaginar en septiembre con precios de la gasolina por encima de los 200 euros. Por lo tanto, el BCE no detiene el endurecimiento monetario, incluso si, sobre la base, la Fed puede reducir el ritmo de las subidas de tipos ya en diciembre. Menos de un mes después de la reunión del 15 de diciembre, Frankfurt comenzó a resumir los datos de las últimas semanas, como el PMI de noviembre o el índice de confianza IFO de Alemania, que son mejores de lo esperado. A pesar de algunos vaticinios sobre un 2023 «negro» con recesión mundial, «las expectativas del Banco Central Europeo y de la Unión Europea van en la misma dirección, hacia un menor crecimiento de la economía europea y una mayor inflación», explica el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos. en Milan. Los informes de la reunión del Banco Central Europeo a fines de octubre describieron la situación de la siguiente manera: después del estancamiento en el tercer trimestre, en los próximos dos trimestres, la economía del siglo XIX «se dirige hacia una recesión técnica». Pero el economista jefe Philip Lane explicó » un escenario completamente diferente al de un período prolongado de crecimiento negativo y el escenario opuesto (con picos en los precios de la energía y racionamiento) descrito en las «Perspectivas del personal» del BCE en septiembre.

Lo que decidirá el BCE en diciembre quizás esté bien resumido en las palabras del gobernador irlandés: «los tipos deben subir», y es pronto para decir cuánto, «no descarto nada». De Guindos esperaba que la inflación comenzara a desacelerarse «en la primera mitad del próximo año» y «podríamos estar muy cerca de alcanzar un máximo». Palabras que descartarían la posibilidad de que el BCE quiera hacer lo propio el próximo mes, tras sus subidas máximas de tres cuartos de punto tanto en septiembre como en octubre. Después de todo, la Fed propone una desaceleración en medio de las dificultades que enfrenta la economía estadounidense. El acta de la reunión del 26 y 27 de octubre ya dejaba en claro cómo a «muchos miembros» les hubiera gustado subir cautelosamente la tasa de referencia en medio punto. El frente de las «palomas», con una nueva actitud, ha sido despertado, en las últimas semanas, por gobernadores como Ignazio Fiesco del Banco de Italia o el director general Fabio Panetta. Pero no se dijo la última palabra. Isabelle Schnabel, también miembro del comité ejecutivo del BCE y no un ‘halcón’ como el holandés Klaas Knot, que pide llevar el (todavía enorme) costo del dinero a un área restringida, dice que el margen de maniobra para frenar el endurecimiento monetario «todavía está limitada». . Ciertamente, «tendremos que recaudar más», esa es también la lógica dado que la tasa de depósito del BCE todavía tiene un camino por recorrer, todavía en 1,50% frente al 3,75-4% de la Fed. Es probable que el acuerdo de diciembre ralentice la presión a medio punto. Pero es un compromiso que podría ser víctima de la flexibilización cuantitativa: ya en diciembre «habrá una discusión», explicó Guindos, que tras presiones de los «halcones» vaticinó la programación de la operación por la que el Banco Central Europeo empezaría a obtener la enajenación de cientos de miles de millones de bonos comprados en Años pasó.

READ  Frenesí de combustible, los distribuidores comienzan a apagar las luces

La reproducción está reservada © ANSA Copyright