Así es como las elecciones en Rusia y Venezuela podrían afectar la energía global

Desde Rusia hasta Venezuela y Estados Unidos, 2024 será uno de los años electorales más importantes en décadas

El nuevo año no solo traerá un nuevo liderazgo en áreas energéticas clave en todo el mundo, sino también avances impactantes a medida que los titulares trabajen para asegurar un futuro mejor a toda costa. Desde Rusia hasta Venezuela y Estados Unidos, 2024 será uno de los años electorales más importantes en décadas.

Elecciones en Rusia: 15 al 17 de marzo de 2024

El presidente ruso Vladimir Putin está haciendo todo lo posible para postularse para presidente en marzo de 2024. Para lograrlo, como escribe Charles Kennedy para Oil Price, ha ordenado el secuestro del principal crítico del Kremlin, la figura de oposición más influyente y el activista anticorrupción. en el país, Alexei Navalny, trasladado a un lugar secreto hace dos semanas. Según el Moscow Times, Navalny, que cumplía condena en la prisión 1K-6 en las afueras de Moscú, no se presentó a ninguna audiencia programada en diciembre y sus abogados no lo han visto desde el 5 de diciembre.

Condena de Alexei Navalny

En agosto, Navalny fue sentenciado a 19 años de prisión por cargos de “extremismo”, en un intento por distanciarlo de la política. Mientras tanto, existe la sensación de que Putin está tratando de destruir a cualquiera de sus críticos: nuevamente, según el Moscow Times, este año se remitieron a los tribunales 63 casos de alta traición y 7 más se definieron como “cooperación secreta”. Con un país u organización extranjera”. En la práctica, parece como si hubiésemos regresado a la época de Stalin.

El 22 de diciembre, Putin se hizo cargo del mayor concesionario de automóviles del país, Rolf, y lo puso bajo administración estatal, aparentemente por razones comerciales, pero en realidad el propietario es Sergei Petrov, un crítico del Kremlin. Rolf, radicado en Chipre, existe desde la caída de la Unión Soviética. El Kremlin acusó a la empresa de transferir dinero ilegalmente al extranjero, en un momento en el que la economía de guerra rusa no lo permite. Petrov cree en este asunto que Putin está allanando el camino para que sus amigos redistribuyan sus activos entre ellos.

READ  Después de todo, Nicolás Maduro sigue en el poder: estrategias y reglas

Guerra en Ucrania

En cuanto a la guerra en Ucrania, no está claro si Putin logró transmitir al público que fue más o menos una victoria, o qué significa esto para la economía rusa o la influencia de Moscú en la antigua región soviética. No hay duda de que en 2024 Rusia verá otra victoria de Putin, pero sus amigos y leales han cambiado de dirección, y esto significa una redistribución de recursos y un país en gran medida desprovisto de inversiones. Está claro que la victoria de Putin no conmocionará a los mercados y no afectará en gran medida los precios del petróleo y el gas, que llevan mucho tiempo calculando los resultados que Putin pueda lograr. Sin embargo, una posible derrota del presidente ruso conmocionaría a los mercados debido a la enorme incertidumbre que implicaría.

Los posibles rivales electorales de Putin

En este momento parece que nadie es capaz de desafiar a Putin. El único contendiente con alguna esperanza es la ex periodista Ekaterina Dontsova, acusada de recibir apoyo del jefe petrolero de Yukos, Mikhail Khodorkovsky (aunque ambos lo niegan), y que en Rusia está clasificada como un “agente extranjero”. Jodorkovsky es uno de los pocos prófugos y dirige un movimiento de oposición fuera del país.

En diciembre surgió un segundo candidato, Boris Nadezhdin, de 60 años, ex político y comentarista que acusó a Putin de socavar las instituciones democráticas de Rusia a través de su poder autoritario. Nadezhdin también calificó la invasión de Ucrania por parte de Putin como un «gran error», una declaración que podría llevarlo a prisión por traición.

Caso Wagner y expectativas sobre el sector petrolero

Putin no parece haberse visto significativamente debilitado por la fallida rebelión de Wagner a principios de 2023; La contraofensiva de Ucrania ha dado señales de detenerse, y aunque la economía puede no ser tan fuerte debido al esfuerzo bélico, la maquinaria propagandística está trabajando con toda su fuerza para transmitir una narrativa diferente, y parece estar funcionando.

READ  Venezuela, presidente Petro trabaja para mediar en crisis política: reunión con Biden mañana

La mayoría de los analistas se preparan para unas elecciones en las que Putin, que ya está en el poder desde 1999, permanecerá en el cargo gracias a enmiendas constitucionales que le permitirán continuar su mandato durante más de una década. En el frente petrolero, esto significa más que el status quo de la guerra en Ucrania, sanciones occidentales y topes de precios que simplemente se han convertido en la norma.

Elecciones en Venezuela – 2024 (fechas por determinar)

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, llegó a un acuerdo con Washington sobre una flexibilización temporal de las sanciones al petróleo. El acuerdo estipula que se llevarán a cabo elecciones libres y justas y que Maduro no intentará obstruir la participación de la oposición. El primer paso del presidente fue emitir órdenes de arresto para algunas figuras de la oposición, incluido el ex líder de la Asamblea Nacional Juan Guaidó y miembros del personal de la candidata presidencial de la oposición María Corina Machado.

Esto coincidió con un referéndum sobre la anexión de la región de Esequibo, rica en petróleo, en Guyana, que constituye alrededor de dos tercios del territorio del país. Si bien Guyana y Venezuela han mantenido conversaciones desde entonces y han prometido abstenerse de una confrontación militar sobre el tema, Maduro está desesperado y, desde una perspectiva interna, es un juego diseñado para eludir las elecciones devolviendo la situación a un estado de emergencia.

La estrategia de Maduro

Para lograr sus objetivos, Maduro puede enviar una fuerza invisible para retomar Esequibo sin disparar un solo tiro. Al establecer esta presencia y declarar oficialmente la ciudad de Esequibo bajo control venezolano, Maduro crearía un incidente internacional que Occidente consideraría necesario abordar. Bajo la creciente presión impuesta por este “cuestión internacional”, Maduro encontrará la legitimidad que necesita para declarar el estado de emergencia y cancelar las elecciones de 2024, o al menos posponerlas indefinidamente.

READ  Eni y Repsol negocian acuerdo de petróleo por deuda con Venezuela

En ese momento, Occidente actuará lentamente, porque China y Rusia apoyarán la petición de Venezuela, y Occidente intentará evitar cualquier confrontación real. Esto también representa una potencial caja de Pandora con consecuencias geopolíticas, porque Maduro también está siendo utilizado como títere para los propósitos de China e Irán.

Este último trabajó con Maduro para intensificar la crisis de Guyana como medio para obligar a Washington a retirarse y redirigir sus fuerzas de la región del Indo-Pacífico. China también se benefició de la guerra entre Rusia y Ucrania, que impidió que las fuerzas occidentales llegaran a la región euroatlántica.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top