Home > Columnistas > Nino en la tv

Nino en la tv

Cuando Cheo dejó la alcaldía de Puerto La Cruz, Nino pensó por varios días que su carrera política había terminado, pero luego descubrió que estaba equivocado pues apenas estaba iniciando una nueva etapa en sus  andanzas proselitistas. Aparte de su inteligencia y habilidades contaba con la solidaridad y apoyo de muchos comerciantes de la ciudad a quienes ayudaba resolviéndoles problemas en la municipalidad de una manera gratuita, Nino era incapaz de aceptar dinero por hacerle algún favor a cualquier contribuyente. Siempre supo convencer a personajes de la política, su verborrea encantaba a los elegidos, con Cheo se ganó el premio mayor, era una especie de alcalde adjunto. De repente también descubrió que para ser dirigente regional de su partido solo le bastaba con hospedarse por una semana en un hotel de la ciudad de El Tigre, por supuesto financiado por otra persona, en este caso por el mono Márquez. Allá en la zona sur del estado se graduó de dirigente regional y por supuesto hacía el debut como asesor político, lógicamente el candidato perdió. Pero su gran habilidad es la de romper aquello de poder servirle a dos personas a la vez, por una parte era asesor de Antonio Cedeño, mejor conocido como “el papa”, asesorando también a David De Lima, siendo estos dos, enemigos políticos. Ahora se metió en el bolsillo a un conductor de un programa meridiano en una televisora regional, quien no pierde oportunidad de invitarlo. No nos extrañaría que pronto le asignen un programa de opinión. Pareciera que con su última actuación como asesor político de Marcos Figueroa, se le acabaron los clientes, cambiando el timón hacia los medios de comunicación. Claro no deja a su partido político, descubrió también que para mantenerse como directivo no necesita ser activista mucho menos andar metiéndose en líos con protestas y declaraciones, solo le basta con viajar periódicamente a Caracas y hacerles un análisis en vivo a dos o tres dirigentes nacionales para mantener su vigencia. Lógico allá aprovecha el viaje completo, se entrevista con David De Lima y con “el papa”, en esa diáspora de vender la realidad regional de acuerdo con lo que quiere el cliente. Hoy por hoy defiende a Henry Falcón, contrariamente a lo decidido por la gran mayoría de la oposición hace coro con una parte de Copei y con Eduardo Fernández, que ahora no es copeyano. Sus análisis hacen recordar los días cuando apostaba la vida a que David De Lima sería reelecto como gobernador del estado. No se sabe cómo se financia, difícil que en Copei le paguen, mucho menos con  la experiencia de cuando fue secretario regional de organización,  que con instructivos de los socialcristianos asesoraba a cuanto candidato se lo pidiera. Nino es un típico personaje de la cuarta, cuando aparece en la televisión con un sombrerito no se sabe si es para esconder la calvicie o para esconderse el mismo de tanta gente que ofreció ayudar en el gobierno de Cheo y no cumplió.