Inicio > Espectáculo > Las primeras veces del director venezolano Diego Matheuz

Las primeras veces del director venezolano Diego Matheuz

El director venezolano Diego Matheuz, alza su batuta este mes para dirigir por primera vez la trágica historia de la geisha Cio-Cio-San de Giacomo Puccini. Con ella se presentará por primera vez en uno de los teatros modernos más importantes de este siglo: el Palau de les Arts Reina Sofía, en Valencia, España, en donde, además, conducirá una nueva producción de Madama Butterfly, bajo la dirección de escena de Emilio López. Y, aunque no es la primera vez que se agotan las entradas de sus conciertos, los tickets para las cinco funciones que Matheuz realizará, junto a la Orquestra de la Comunitat Valenciana, se agotaron un mes antes de su debut, este 11 de octubre.

“Estoy supercontento con la obra. Creo que cada vez que uno hace una obra nueva se enamora, y yo estoy completamente enamorado de esta. Es la primera vez que hago ópera con esta orquesta, pues ya hicimos un repertorio sinfónico en enero de este año. Tuvimos una buena conexión, es una orquesta con un buen nivel”, asegura Matheuz, quien está radicado actualmente en Berlín.

Propuesta
A Diego Matheuz le preguntaron, en enero de este año, si quería dirigir esta nueva producción del teatro, que fue construido por Santiago Calatrava y que cuenta con más de 40.000 metros cuadrados. Con la seriedad que lo caracteriza, se tomó una semana para leer la obra, tomarle el tiempo a sus horas de estudios y coordinar su agenda, que en los últimos meses lo ha llevado, a dos de las plazas más importantes de Berlín, en la Deutsche Oper, con Rigoletto, y en la Staatsoper, con El barbero de Sevilla, y al Teatro La Fenice, con La Traviata, donde se presentó con siete funciones.
Matheuz, que le gusta asumir retos, dijo que sí, y de esta forma aceptó conducir la octava ópera más representada en los teatros de todo el mundo, según la Operabase –la biblia de las actividades operísticas en el mundo–, y es la tercera pieza de Puccini más interpretada, luego de La Bohème y Tosca. Madama Butterfly cuenta con más de 10 filmaciones y discos; convirtió a María Callas en la más famosa Cio-Cio- San, no solo por su potente voz sino también por su representación dramática y fuerte; además la obra fue dirigida por maestros como Hebert von Karajan, junto a la Orquesta Filarmónica de Viena y el coro de la Ópera Estatal de Viena, o por Lorin Maazel quien, como titular del Palau de les Arts, dirigió Madama Butterfly en dos temporadas distintas.

Obra
En las cinco funciones, el 11, 14, 17, 20 y 22 de octubre, la obra de tres actos, con música de Puccini y libreto de Giuseppe Giacosa y Luigi Illico, vuelve a apoderarse de las tablas del impresionante coliseo valenciano para contar la dualidad entre dos mundos, Oriente y Occidente, que se destruyen en Nagasaki. A través de una partitura rica en efectos musicales e instrumentación, se mezcla la realidad –pues algunos aseguran que la historia es real– con la ficción para representar la fragilidad de Cio–Cio–San, una geisha conocida como Madama Butterfly que cree ingenuamente que su amor por Pinkerton, un marine, es correspondido.