Inicio > Columnistas > LA MENTIRA ADECA

LA MENTIRA ADECA

Hay partidos que les importa muy poco el país, solo buscan recuperarse o mantener el status creando falsas expectativas. Acción Democrática, el otrora partido del pueblo, no es el mismo de don Rómulo Betancourt, la dictadura interna impuesta por Henry Ramos Allup está sustentada en la mentira.

Toda Venezuela recuerda como el día que se juramentó como presidente de la Asamblea Nacional se comprometió a sacar a Nicolás Maduro dentro de seis meses. No pasó nada y con su cara muy fresca posteriormente desechaba el tema. Habla de democracia y él en la práctica, la ignora.

Para mantener su jefatura nacional no ha perdido tiempo en sacar del camino políticamente hablando, a cuanto dirigente haya pensado enfrentarlo, con un férreo control los va minimizando hasta destruirlos, y no crean ustedes que no lo hace para fuera, en Anzoátegui no tuvieron compasión en sacar a Ernesto Paraqueima, al unirse a Primero Justicia para impedir que el joven de la zona sur lograra la nominación a la gobernación del estado. Ahora se dice que fue uno de los partidos que le dio el visto bueno haciéndose cómplice por Caracas de la inhabilitación de Gustavo Marcano.

Porque es así como Henry Ramos pretende hacer líder a Antonio Barreto Sira, limpiándole el camino para que la gente se vea obligada en la oposición a votar por el eterno perdedor con el argumento de que es muy malo, pero es el de la Mesa de la Unidad Democrática.

Ahora Ramos Allup promete ganar todas las gobernaciones, proyectando la imagen que son ellos los adecos los que supuestamente ganarían en todo el territorio nacional. Otra doble mentira porque los números no dan victorias completas y especialmente en nuestra entidad federal Barreto Sira cuenta con un alto rechazo que le imposibilita convertirse en ganador.

Además, la egoísta estrategia marcada en hacer crecer a AD por sobre los otros partidos, desarrolla una campaña sectaria sin la debida participación de las demás organizaciones de la MUD por vender la falsa idea que solo son los adecos quienes les están echando pichón. Así ustedes se encuentran en todos los actos a los mismos ocho muchachos gritando ¡AD JUVENTUD, AD JUVENTUD! para hacer creer que sus filas están renovadas con dirigentes juveniles.

Mentiras sobre mentiras adecas, que se quedaran debajo de la mesa porque nadie se las cree. Ahora bien la mentira más grande es la que se meten ellos mismos al suponer un aluvión electoral, engañándose al creer que la gente saldrá a votar como loca por Barreto Sira, no será así, ese señor no bajara la inflación ni eliminará la escasez, saben sus cuentos de cuando fue alcalde de Cantaura y como implementó una dinastía colocando posteriormente a la esposa como alcaldesa.

Henry Ramos tilda a los venezolanos de gafos, como el día que se volteó en una rueda de prensa para preguntarle a Bernabé Ruiz, en cuantos estados se había logrado el consenso, sabiendo él que desde hacía un año tenía guisado al estado Anzoátegui.

Andrés Márquez