Home > Mundo Click > Higiene y salud bucodental, más que dientes blancos

Higiene y salud bucodental, más que dientes blancos

Los dientes perfectamente blancos y brillantes son portadas de publicidades en revistas y televisión, lo que hace que muchas personas deseen tener una dentadura similar. Sin embargo, tener dientes nívea no significa que esté realmente sana.
El tono de nuestra dentadura depende de su color intrínseco, influenciado en parte por los genes y la edad. A esto se le suman las manchas obtenidas por fumar, comer, beber café e ingerir ciertos medicamentos.
Con el envejecimiento de las personas, los dientes tienden a ponerse más amarillentos debido a la pérdida de esmalte. Algunos individuos poseen dentaduras blancas pero padecen de enfermedades en sus encías o caries.
De igual forma, dientes perfectamente sanos pueden ser blanquecinos, amarillentos o incluso marrones. De hecho, existe algún tipo de mancha que algunos investigadores creen que sería beneficiosa para la protección de caries.
Al borde oscuro que a veces se observa en los márgenes de la línea de las encías, se le conoce como “Mancha Negra”. A pesar de que su origen se debate desde hace medio siglo, los últimos estudios revelan que es un tipo de placa dental.

Higiene
Para mantener la higiene y salud bucodental es necesario que diariamente cumplas con algunas tareas:
– Cepíllese al menos dos veces al día con una crema dental con flúor como mínimo durante dos minutos, sobre todo a primera hora de la mañana y antes de irse a dormir.
-Utilice enjuague bucal fluorados.
-Use hilo dental todos los días, preferiblemente a la hora de irse a la cama.
-Limite el número de veces que come dulces por día.
-Ingiera una dieta equilibrada y reduzca las ingestas entre comidas.
-Vaya al dentista cada 6 meses por un examen bucal y una limpieza profesional.