Inicio > Actualidad > Fuerzas de seguridad dispersaron protesta en Lechería

Fuerzas de seguridad dispersaron protesta en Lechería

Desde la 1:30 pm del día de ayer, se presentó una situación irregular en la vía principal de Lechería a la altura del C.C Aventura Plaza, cuando un grupo de manifestantes encapuchados se concentró en dicha zona para protestar debido a la situación del país.
Los protestantes decidieron trancar el paso vehicular usando distintos elementos como palos, piedras, escombros, basura y cauchos que posteriormente fueron quemados con gasolina.
Todos los encargados de los comercios aledaños al lugar bajaron sus santamarías y algunos dueños decidieron resguardar a los ciudadanos del ataque dentro de sus negocios.
Uno de los integrantes que se encontraba en la protesta, decidió declarar de forma anónima expresando que el motivo de las acciones era debido a la situación precaria que está viviendo Venezuela.
“Lo importante es que debemos estar en la calle. Los únicos hechos violentos que ocurren son cuando nos reprime el Gobierno o la inseguridad nos ataca sin importar la clase social. Todos los que estamos aquí queremos un cambio porque es insostenible lo que día a día vivimos. No hay futuro para los jóvenes como nosotros”, expresó.
A las 4:00 pm se presentó el primer enfrentamiento entre la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y los manifestantes. Los funcionarios accionaron sus bombas lacrimógenas para dispersar a los que se encontraban congregados, pero fue insuficiente ya que los reclamantes lograron parar la primera oleada.
Tras media hora de “calma”, nuevamente la PNB regresó a las 4:30, pero esta vez acompañada de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) para detener a los que se encontraban bloqueando la vía principal de Lechería. Con armas de perdigones en mano, los efectivos no dudaron en accionar sus armamentos para reprimir a los que se encontraban en la zona y poner el orden. Por segunda ocasión fue misión fallida el ataque de la policía y de la GNB, ya que los protestantes lograron detener la reprimenda recibida.
La tercera y última oleada llegó a las 5:00 pm bajo un aguacero que cayó en el sitio. La Brigada de Respuesta Inmediata (BRI) y Polianzoátegui se presentaron al escenario del hecho para apoyar a la GNB y PNB a dispersar a los encapuchados.
En la residencia Las Palmas, en Lechería, se vivieron momentos de miedo, cuando Polianzoátegui atacó con lacrimógenas dentro de las viviendas de las personas que gritaban consignas en contra del Gobierno.
Un funcionario anónimo de la BRI, declaró al equipo reporteril de Nueva Prensa, que ellos están realizando su trabajo y los que comenzaron con la violencia fueron los de la manifestación.
“Desde hace tres horas estos muchachos llegaron a bloquear el paso y a quemar cauchos dejando inmovilizadas a las personas que desean transitar. Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo sin usar balas, ellos en cambio han atacado a varios de nuestros colegas y no podemos permitirlo”, dijo.
A las 6:00 pm, el hecho se estabilizó y los efectivos se retiraron, posteriormente los manifestantes denunciaron destrozos.

Inesperado
El alcalde Gustavo Marcano aseguró que los avances han sido enormes, por eso invitó a las personas a no abandonar la calle.

Presunto
Presuntamente, policías detuvieron a una mujer y un hombre que se encontraban manifestando en el sitio.

Jonathan Sthory