Inicio > Mundo Click > Conoce todos los beneficios del gran árbol moringa

Conoce todos los beneficios del gran árbol moringa

La moringa oleifera es un árbol de crecimiento rápido nativo del sur de Asia y que ahora se encuentra a lo largo de los trópicos. La medicina tradicional ha utilizado sus hojas durante siglos, y el sistema Ayurvédico de medicina la relaciona con el tratamiento y prevención de alrededor de 300 males.
Esta planta, a veces descrita como el “árbol milagroso”, “árbol baqueta” o “árbol de rábano picante” tiene hojas pequeñas y redondeadas, que están llenas de una increíble cantidad de nutrientes: proteína, calcio, beta caroteno, vitamina C, potasio y más.
Por esta razón ha sido utilizada de forma medicinal (y como fuente alimenticia) durante al menos 4,000 años. El hecho de que la moringa crece rápido y fácil, la hace especialmente atractiva en las áreas empobrecidas, y se ha utilizado exitosamente para mejorar el consumo de nutrientes en Malawi, Senegal e India. En estas áreas, la planta podría ser el alimento más nutritivo disponible localmente y puede cosecharse durante todo el año.

Beneficios
En este sentido, las hojas de moringa están cargadas de vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales y más. Cien gramos de hoja seca contienen:
*Nueve veces la proteína del yogurt.
*Diez veces la vitamina A de las zanahorias.
*15 veces el potasio de los plátanos.
*17 veces el calcio de la leche.
*12 veces la vitamina C de las naranjas.
*25 veces el hierro de la espinaca.

Antioxidante
Las hojas de moringa son ricas en antioxidantes, entre los cuales encontramos vitamina C, beta-caroteno, quercetina y ácido clorogénico. Este último, ha demostrado disminuir la absorción de azúcar en las células y los estudios con animales han encontrado que reduce los niveles de azúcar en la sangre.
Además, en un estudio en el que algunas mujeres consumieron 1.5 cucharaditas de polvo de hoja de moringa durante un periodo de tres meses, aumentaron significativamente sus niveles de antioxidantes en la sangre.

Utilización
Si tiene acceso a un árbol baqueta, puede utilizar las hojas frescas en su comida; su sabor es similar al rábano. Consúmalas como ensalada, mezcladas en sus licuados o hervidas como espinaca. Otra opción es utilizar el polvo de moringa, ya sea en forma de suplemento o en licuados, sopas y otros alimentos para obtener más nutrientes.
El polvo tiene un sabor distintivo, así que quizá debería comenzar a añadirlo a sus comidas poco a poco. También puede utilizar el aceite de moringa (o aceite ben) orgánico y prensado en frío, aunque es costoso. No se recomienda que plante un árbol de moringa sería bueno que probara las hojas o el polvo si lo llegara a encontrar en algún supermercado.