Inicio > Actualidad > Comercios podrían no soportar nuevo aumento salarial

Comercios podrían no soportar nuevo aumento salarial

Luego del último aumento salarial decretado por el presidente Nicolás Maduro, el sector comercial se encuentra a la expectativa de lo que será su futuro.
Distintos comerciantes consultados en la zona norte de Anzoátegui, manifestaron que no podrán continuar con la nómina actual de empleados y no saben si seguirán con las puertas abiertas.

“Con el último aumento de sueldo recortamos la cantidad de trabajadores y pasamos de cinco a dos. Ahora no sabemos si seguiremos abiertos o cambiaremos de ramo a uno que no requiera tener empleados”, expresó el dueño de una zapatería, Gustavo Kahn. A su vez,  comentó que muchos otros mercaderes están en la misma situación.

Consecuencias
Por su parte, el economista Ramón Quintero, expresó que la actual situación económica del país no permite el desarrollo del sector comercial. “Los ingresos no cubren los gastos. Cualquier propietario de un local dirá que gasta más de lo que percibe”, señaló. Quintero también dijo que la nueva medida anunciada a nivel nacional no ayuda al desarrollo del país y alertó sobre un posible “cierre masivo” de comercios tanto pequeños como grandes. “Los pequeños comerciantes no podrán mantenerse por mucho tiempo y las empresas deberán hacer cambios drásticos para aguantar lo que viene. El desempleo puede ser una de las consecuencias”, indicó.

Usuarios  
Asimismo, trabajadores consultados expresaron desacuerdo ante la nueva medida, pues viene acompañada de un incremento en los productos de la cesta básica. “En el caso de los repuestos, hay que aprovechar de comprarlos ahora porque se viene un alza. Lo mismo pasará con la comida y cualquier cosa que uno necesite”, indicó la vendedora María Fuentes. Mientras que, el ingeniero Alberto Salazar afirmó que los aumentos de salario no son la solución para la situación económica que atraviesa el país.

Cerrados por inventario
Gran cantidad de establecimientos permanecerán con las puertas cerradas hasta realizar nuevo inventario.

Mercedes C. Quevedo