Home > Sucesos > Bandas desarticuladas

Bandas desarticuladas

Efectivos adscritos al destacamento 81 de la Guardia Nacional Bolivariana, lograron desarticular a dos bandas delictivas que operaban en el sur del estado Anzoátegui, dedicadas al robo y hurto, unos de material estratégico y otros de motocicleta.

Así lo informó el general de brigada Douglas González Casamayor, jefe del Comando de Zona Especial número 81 de la GNB, quien explicó que los procedimientos se realizaron durante labores de patrullaje, el primero de ellos en las instalaciones de la Planta Termoeléctrica, ubicada en la población de San Diego de Cabrutica en el municipio Monagas, donde lograron apresar a Ronnel Rafael Almea Díaz de 36 años de edad y José Alberto Zambrano Torrealba de 21 años de edad.

El jefe militar explicó, que estos dos sujetos, son trabajadores activos de la empresa de seguridad Warpaca C.A., la cual presta servicio de vigilancia en la referida planta eléctrica, y quienes serían los responsables de abrir un boquete en la cerca perimétrica por la cual pretendían sustraer 150 metros de conductores eléctricos de un peso aproximado de 200 kilogramos de material de cobre con recubrimiento, dijo además, que estos sujetos, aparentemente se dedicaban al robo de material estratégico para su posterior comercialización.

Otra banda
González Casamayor, explicó que el segundo procedimiento se realizó en la calle El Esfuerzo del sector Alí Primera de la ciudad de Pariaguán, municipio Miranda, donde los efectivos castrenses pudieron detener a cuatro sujetos, quienes forman parte de una banda hamponil dedicada al robo, hurto y desvalijamiento de motocicletas.

El jefe del CZE 81 identificó a los cuatro detenidos como Yhorman Alfredo Paredes Guillen de 19 años de edad, Saymon Javier Ferrer Jiménez de 25 años, Henry Enrique Rangel Rodríguez de 23 años y Anthony Joover Paredes Guillen de 24 años, a quien les decomisaron una motocicleta marca Empire, modelo Horse 150, color rojo, placas AA1N15T, además de varias partes y accesorios pertenecientes a otras motos que se presumen hayan sido robadas previamente, ya que carecían de toda documentación que ampare la legalidad de los repuestos retenidos al momento de la captura.